El enoturismo sigue creciendo, según el informe 2015 de ACEVIN sobre visitas a bodegas asociadas a Rutas del Vino de España

La Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN) ha hecho público el octavo informe anual sobre las visitas a bodegas y museos del vino que forman parte de su club de producto Rutas del Vino de España, un documento que permite conocer  y estudiar los hábitos e intereses del turismo enológico en nuestro país.

El nuevo informe muestra los datos recogidos durante 2015 en 24 de las 25 Rutas del Vino que forman parte actualmente de este club de producto. Una vez más, esos datos constatan un incremento en el número total de visitantes registrados por las bodegas de las rutas integradas en Rutas del Vino de España. La cifra total asciende a 2.242.941 visitas, 118.712 más que en el año anterior, lo que se traduce en un crecimiento del 5,59%. Los índices siempre positivos desde que el Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España lleva realizando este tipo de estudios, revelan el afianzamiento de la actividad turística dentro de los territorios vitivinícolas.

El informe de 2015 recoge también, por segundo año, los parámetros relativos al precio de la visita estándar y al gasto medio por visitante tanto en las bodegas como en los museos y centros de interpretación del vino. En este caso, los datos vuelven a ser positivos, ya que las cifras indican que el volumen de negocio generado en las bodegas y museos del vino adheridas a las Rutas del Vino de España asciende a 49.010.377,38 euros, un 15,20% más con respecto al año anterior. A estos datos habría que sumar los de alojamientos, restaurantes, comercios o empresas de actividades que también forman parte de las Rutas del Vino, por lo que la cifra total de negocio generada por el enoturismo sería mucho mayor.

Un año positivo

Una de las conclusiones de este nuevo estudio es que el pasado 2015 fue también un año positivo en el enoturismo de nuestro país. Aunque la coyuntura económica actual sigue sin generar un entorno de confianza, en el caso del turismo del vino los datos muestran un importante ritmo de crecimiento.

Según lo que se refleja en el análisis de cada uno de los destinos de las Rutas del Vino de España, durante 2015 las cifras de visitantes han aumentado prácticamente en todas las rutas, lo que pone de manifiesto la consolidación del turismo enológico como importante complemento a la oferta turística española. Tan solo en dos de las Rutas del Vino de España ha habido un leve descenso de visitas (Enoturisme Penedès y Ribera del Duero), pero ambas se mantienen en los primeros puestos.

El informe de 2015 sobre visitas a bodegas y museos del vino vuelve a situar a la Ruta del Vino y el Cava del Penedès Enoturisme Penedès y las Rutas del Vino y Brandy del Marco de Jerez al frente del ranking de las más visitadas, con 464.825 y 449.326 visitas respectivamente. Otras Rutas que han obtenido buenas cifras y que siguen manteniéndose a la cabeza del ranking, son Ribera del Duero, Rioja Alta, Rioja Alavesa, Rías Baixas y Empordà. Esta última presenta, además, uno de los incrementos más notables respecto a los datos anteriores. Otros destinos con importantes subidas son Bierzo, Bullas, Montilla-Moriles y Ronda, que superan el 30% de crecimiento con respecto a los datos del año anterior

En cuanto a la distribución temporal a lo largo del año, otoño y primavera vuelven a ser las temporadas preferidas para realizar enoturismo. Los meses de octubre (284.659 visitas) y septiembre (243.884 visitas) son los más fructíferos en la llegada de visitantes, seguidos muy de cerca de mayo (231.761) y abril (229.024). Los meses estivales de junio, julio y agosto, así como marzo registran cifras positivas y considerablemente superiores a los años anteriores, superando en los cuatro los 170.000 visitantes.

Impacto económico del enoturismo

Por segundo año consecutivo, el Informe de Visitantes a Bodegas y Museos del Vino asociados a las Rutas del Vino de España ha recolectado datos relativos al precio de la visita estándar y al gasto medio por visitante, de forma que podemos establecer un cálculo económico generado por estas visitas en las Rutas del Vino de España.

El precio medio de la visita estándar a bodegas (visita guiada + degustación) es de 7,01 euros y el gasto medio por visitante a bodega (en tienda, excluyendo el precio de entrada) es de 18,03 euros. En el caso de los museos del vino, el precio medio de la visita estándar es de 3,38 euros y el gasto medio por visitante a museos es de 5,02 euros. El gasto en bodega y el gasto en museo han aumentado considerablemente respecto al estudio anterior, el primero en un 13% y el segundo en un 69%.

Así, teniendo en cuenta estos datos, y considerando los 2.242.941 de visitantes registrados, el informe de ACEVIN pone sobre la mesa una aproximación al volumen de negocio que se genera en las bodegas y museos del vino adheridas a las Rutas del Vino de España, y que asciende a 49.010.377,38 euros. La cifra supone un aumento de 6.467.518,58 euros, un 15,20% más con respecto al año anterior.

Todos estos datos, junto al resto de análisis llevados a cabo por el Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España, ponen de manifiesto, una vez más, la importancia que el enoturismo ha adquirido dentro del sector turístico y del sector agrícola-bodeguero, convirtiéndose, además, en un destacado motor de desarrollo en muchos destinos de interior.

El informe completo de Visitas a bodegas y museos del vino  asociados a las Rutas del Vino de España 2015 se puede ver y descargar en su web a través de este link

La Ruta

La singularidad y la calidad de nuestros establecimientos no dejarán indiferente al visitante interesado en la elaboración de este único y singular vino de la tierra. En cada establecimiento de la ruta encontrarás nuestro distintivo.

Nuestro objetivo es sumergirte en la cultura del Txakoli y que cada rincón de nuestra ruta te muestre los secretos de este tradicional caldo.

Miembros adheridos

Aiaraldea ofrece numerosos alojamientos de diferentes tipos: agroturismos, casas rurales, apartamentos, hoteles, balneario, albergues y pensiones, para todo tipo de turistas. Entre ellos se encuentran los siguientes alojamientos y restaurantes que certifican la calidad de su servicio y además se encuentran estrechamente ligados con el Txakoli de la comarca.